Nosotros

André Citroën

(París, 1878-id., 1935) Ingeniero e industrial francés, fundador de la empresa automovilística francesa que lleva su apellido. Estudió en la Escuela Politécnica de París y ya en sus inicios como director industrial coordinó con éxito la fabricación de engranajes de dientes angulares. Inició su trayectoria en el sector de la automoción en 1908, en la fábrica de automóviles Mors, donde consiguió aumentar de manera espectacular la producción de vehículos, que pasó de 120 a 1.200 unidades anuales en cinco años.

A comienzos de la Primera Guerra Mundial inauguró su propia factoría, Citröen. Concebida originariamente para producir municiones, al acabar la contienda comenzó a fabricar automóviles con el método de producción en cadena (ya implantado por Henry Ford en Estados Unidos) hasta convertirse en una de las principales firmas de la automoción europea en la segunda etapa de la Revolución Industrial. Apoyándose en intensivas e ingeniosas campañas publicitarias (llegó a cubrir la torre Eiffel con las letras de su marca) y en un diseño simple que facilitaba la fabricación, llegó a vender 25.000 unidades del famoso Tipo A, al que seguirían otros modelos tan populares como el C-6, del que se produjeron 360.000 unidades. Otras claves de su éxito fueron la durabilidad y robustez de su motores, capaces de recorrer cuatrocientos mil kilómetros sin averías, y su bajo consumo en relación con los estándares de la época.